Postexcavatòrix

El racó de l'arqueologia catalana.

Pruebas piloto para restaurar la muralla del Pla de Almatà de Balaguer.

Balaguer. Arqueología Medieval.

El ayuntamiento quiere buscar más financiación pública o privada para continuar con la restauración y promocionar esta ciudad islámica que data del siglo VIII.

Un equipo de arqueólogos, arquitectos y restauradores contratados por el Departamento de Cultura han analizado y hecho durante cinco semanas diversas pruebas piloto de restauración en las murallas del Pla de Almatà de Balaguer. En concreto, se ha actuado en algunas de las torres que todavía se conservan parcialmente y y en un tramo de muralla, aplicando varios métodos para tratar la tapia y la piedra. El ayuntamiento ve esta actuación como ”el inicio del inicio” de lo que tendría que ser la ”proyección” de esta ciudad islámica que data del siglo VIII y por este motivo, el alcalde Josep Maria Roigé, ha asegurado que buscarán financiación pública o privada para continuar con los trabajos.

La restauración de la muralla del yacimiento islámico del Pla de Almatà de Balaguer ha permitido constatar que el sistema y los materiales usados en su construcción son los mismos en todo el perímetro, lo que, según la directora del Museo de la Noguera, Carme Alòs, revela que data toda de la misma época, probablemente del siglo VIII, y que sigue las técnicas que se utilizaban en el Próximo Oriente, el posible lugar de origen de los militares e ingenieros que la edificaron.

La muralla está construida con una base de sillares de piedra, todos de la misma medida, que se utilizan para regularizar el terreno y ganar altura. Una vez se tenía la base plana, se levantaba el resto del muro con encofradas de tapia. Actualmente, se conservan 27 torres que se sostienen con cerraduras de muralla.

Durante más de cinco semanas, un equipo de arqueólogos, arquitectos y restauradores contratados por el Departamento de Cultura han analizado sobre el terreno el estado de la muralla y han llevado a cabo varias pruebas piloto de restauración de cara a un futuro proyecto de rehabilitación integral de la muralla. En concreto, se ha actuado en algunas de las torres que todavía se conservan parcialmente y en un tramo de muralla, aplicando varios métodos para tratar la tapia y la piedra.

El arquitecto jefe de la restauración, Manuel Julià, señala que para restaurar la tapia se ha usado un mortero especial, ”para vigilar que los guijarros de río que están dentro de la tapia no caigan”. Según Julià, el problema de la tapia es que es muy difícil de consolidar, ya que las torres de la muralla no contaban con un revestimiento de mortero de cal que las protegieran del desgaste. ”Siempre era tapia seca y con el tiempo ha ido cayendo y se debe exacavar para poderla ver”. La tapia es básicamente arcilla mezclada con agua y es muy difícil de proteger.

Seguiu Postexcavatòrix a:
facebookTwitter
I a la llista de facebook “Worldwide Archaeology” on es recullen gairebé una vuitantena de pàgines d’arqueologia en un sol fil.

O suscribiu-vos a la llista de correu que trobareu a peu d’entrada.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: