Postexcavatòrix

El racó de l'arqueologia catalana.

Exposición muestra orígenes romanos y góticos de Barcelona.

Una exposición evoca desde hoy en el Museo Diocesano de Barcelona la historia de la ciudad desde sus orígenes romanos hasta la fundación gótica y refleja la transmisión desde generaciones del legado cultural.

Bajo el título “Conéctate al barrio gótico”, el Museo Diocesano plantea una exposición eminentemente didáctica que recorre la historia de Barcelona, desde su fundación entre los años 15 y 13 a. C. por los romanos, hasta la muerte de Martín I el Humano en 1410, el último monarca de la casa condal de Barcelona.Los responsables de la exposición han señalado que han elegido esta fecha tope porque, “de algún modo, señala el fin del esplendoroso período del gótico en la ciudad”.

El recorrido, tanto expositivo como el que se puede realizar a pie por el barrio más antiguo de Barcelona, incorpora asimismo la Barchinona visigoda y la Barshiluna islámica, a pesar de que prácticamente no se conservan restos, si bien se ha hecho para mantener una coherencia cronológica e histórica.

Uno de los elementos más destacados de la exposición es un manuscrito escrito por un tal Muç, un pergamino que explica que la razia de Almanzor en Barcelona tuvo lugar en los meses de verano de 985.

En estos ataques, Muç fue capturado y, junto con otros barceloneses, trasladado a la prisión en Córdoba.

Cuando fue liberado de la capital califal regresó a Barcelona pero en el viaje cayó enfermo y murió en Zaragoza en 986.

Antes de morir, explica el pergamino fechado a finales del siglo X, recordó a sus compañeros que había escrito un testamento en el que recoge su trayectoria.

En la misma exposición se puede contemplar una tabla policromada de 1793 en la que están representados todos los estamentos y gremios de la ciudad durante la fiesta del Corpus Cristi.

En el barrio gótico se establecieron los gremios relacionados con la actividad portuaria, así como los menestrales, los mercaderes y los nobles en la calle Montcada, que juntos hicieron posible la construcción de la basílica de Santa María del Mar.

La muestra explica, asimismo, el nacimiento de la iglesia de Santa Maria del Pi, ubicada en una zona de antiguos huertos, que ocupaban la parte exterior de las murallas romanas.

Por este área pasaba la riera del Pi, que favoreció el acceso al agua para regar los huertos.

Aunque no ha quedado ningún resto de la primitiva iglesia de Santa Maria del Pi, se tienen noticias de ella desde el año 987.

A partir del siglo XIV, las condiciones demográficas y religiosas llevaron a los parroquianos a organizar una nueva construcción, la actual iglesia, erigida gracias a los testamentos, la contribución de la monarquía a la obra y la cesión de los terrenos necesarios para ello, una empresa que se completó en 1391 con la colocación de la última piedra, después de 71 años de obras.

Uno de los elementos más característicos de la iglesia del Pi es su rosetón, uno de los más grandes del mundo y que, según los especialistas, desarrolla un pasaje bíblico del apocalipsis de San Juan.

Fragmentos de cara y mano de un monumento funerario de los siglos I y II, y un retrato de la primera mitad del siglo I procedente del palacio episcopal de Barcelona son otros de los elementos que se exhiben en la muestra.

Font: Diario ABC via Arqueología Medieval.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: